© Sara Cameron   Links | Terms and conditions

Historias El libro Entrevista Dialogo Opiniones Sara Cameron McBean Colombia Bangladesh   Brazil   Colombia   India   Iraq   Kenya   Nepal   Papua New Guinea   Senegal   Sudan   Tanzania

P. ¿Cómo crees que el Movimiento de los Niños por la Paz en Colombia ha progresado en los últimos dos años?

R. El Movimiento de los Niños por la Paz en Colombia es símbolo de progreso, es que muchas personas, los adultos confían en él. El hecho de que un niño esté….que su voz sea escuchada a nivel social, muestra que la participación día por día de los niños es mas importante. Y demuestra que el niño no será el futuro del país, sino que se ha vuelto el líder, el forjador del país desde ahora; y entiende las problemáticas que tienen diferente partes del mundo - no solamente en Colombia, sino en muchas partes del mundo; son conscientes de que ellos deben participar en la solución. Entonces la concienciación de los niños y la participación que se le ha dado a nivel social es el nivel evolutivo que se da cuenta que los niños tienen un avance.

P. ¿Cómo piensas continuar ayudando al Movimiento mientras estés viviendo en los Estados Unidos?

R. El objetivo es abrir espacios aquí en los Estados Unidos para unir trabajos. Y puedo ayudar interveniendo en diferentes instituciones para que ellos brinden el apoyo a los trabajos que se están haciendo en Colombia. En especial apoyo al trabajo por los niños, y al el trabajo por la paz. Creo que puedo servir como un puente de intercomunicación.

P. ¿A qué se debe que muchos grupos de jóvenes se unan a los grupos armados?

R. Muchos jóvenes en Colombia se unen a los grupos armados debido a la falta de oportunidades que hay en el país. La falta de capacitación y la sed de venganza. Algunos encuentran la forma de vengarse ante los objetivos que le han hecho en contra de la familia, actos de violencias, uniéndose a un grupos armados. Y otros encuentran una forma económica de sobrevivir, debido a la falta de educación que se entra en el país y la falta de oportunidades.

P. En un momento de tu vida, después que tu padre fue asesinado, enfrentaste una decisión difícil, de reaccionar violentamente o trabajar por la paz. ¿Cómo llegaste a esa decisión y cómo ha cambiado tu vida?

R. El hecho de que yo haya vivido un acto violento, la desaparición de mi padre por causa de grupos armados, fue un momento difícil, eso me hizo reflexionar mucho. Primero le doy gracias a Dios, porque gracias a él pude tomar la decisión adecuada. Tuve la suficiente madurez e la inteligencia para tomar esas decisiones. Segundo se debe a una formación de mi familia, al apoyo que tuve de la familia y de algunos amigos. Pero más que todo la decisión de continuar luchando por la paz y no unirme a un acto violento fue la esperanza que generaban los niños en mí. El ver que muchos niños creían en un proceso de paz en Colombia, que muchos niños me veían como un representante de ellos, que mucha gente decía que usted puede cambiar el país. El amor que se sentía hacia los niños, hacia los demás. Incluso era el amor a mi padre. Yo decía: mi padre era un hombre que nunca fue violento, cómo yo voy a responder con un acto violento. Es una cadena que lo ayuda a uno a mejorar día por día. Sobre todo cuando tú llegas a un lugar donde hay un niño que ha visto cómo mataron a sus padres o ha sufrido peores actos de violencias que lo que sufrí yo. Y ves que ese niño que te abraza, se ríe contigo - y en sus ojos durante su sonrisa tu ves una lágrima - pero ellos reflejan amor. Cómo puedo defraudar a un grupo de niños. Y es el amor y la esperanza que muchos niños tienen. Por que muchos niños a pesar que han pasado por actos de violencia tienen una esperanza, un esperanza de mejorar, de cambiar. Eso era como traicionar una esperanza de un niño.

P. ¿Cómo te fue posible perdonar a los asesinos de tu padre?

R. Como perdonar a ese tipo de personas que muchas veces no lo perdonan a uno. Por que ellos quisieron hacerme daño a mí después que mataron a mi padre. Es algo que se construye únicamente con amor. Es saber que si uno ama a una persona, puede amar a otro ser. Es difícil de explicarlo. Pero es solamente la tolerancia y el amor que se puede sentir por los demás que uno lo puede reflejar en cierto momentos difíciles

P. ¿Por qué es importante que los jóvenes se involucren en la promoción de la paz?

R. Yo soy consciente que la juventud tiene que tomar papeles en lo que está pasando a diario. Porque los jóvenes no podemos esperar a que nos construyan un futuro mejor, sino que nosotros empezamos a construirlo. Tenemos que tratar de cambiar el mundo, de cambiar la esperanza. No podemos esperar que nos den las cosas servidas de una manera fácil, debemos construirlas. Y debemos empezar a enseñar al joven, educar al niño, educarlo para la paz, para que en un futuro sea buen ciudadano. Para que en un futuro no vaya a tomar decisiones absurdas.

P. ¿Qué piensas que el movimiento de niños por la paz alcanzará en un futuro?

R. No solo pienso en el futuro, sé que ha conseguido cosas en el presente. El hecho de que en Colombia haya una participación a nivel político de los niños muy grande; el hecho de que han generado una esperanza en un país lleno de violencia, son cosas que son una realidad, son cosas que se ven día por día. Y pensamos que en el futuro estamos cambiando la mentalidad de la personas. Estamos cambiando el principio básico del país. Porque somos una nueva generación. Y es por eso que creo que si se capacitan, los niños va generar cambios en un país. Porque la violencia en un país no es solamente debido a los grupos armados, la violencia en un país es debido a las malas administraciones, es debido a los pensamientos sociales o religiosos que se tienen en algunos lugares o es debido a los pensamientos de odio que existen en las personas. Si capacitamos… y estamos capacitando desde ahora, para que los niños estén suficientemente buenos para un futuro tanto a nivel social, tanto a nivel familiar o al nivel laboral. Porque si cambiamos la forma de pensar de las personas en Colombia, vamos a cambiar la cultura de violencia por la cultura de la paz. Sabemos que los niños tienen la capacidad de recibir todo y de dar todo su amor a los demás.

P. ¿Obviamente el Movimiento de los Niños por la Paz ha tenido mucha influencia en Colombia. Crees que este modelo se podría copiar en otros países?

R. Es muy bonito ver como un niño se le acerca a un político, "mira éstas son mis ideas, revísalas, ayúdame a realizar este programa." O un niño en un medio televisivo, decirle a los grupos armados, a las personas, "basta ya la violencia, estoy cansado de la violencia," porque se le ve que el niño tiene la suficiente capacidad de enfrentarse a la realidad. De dar soluciones suficientemente serias. No en el plano que lo ponen muchas personas que piensan que el niño está solamente para jugar. Debido a la circunstancia, el niño muchas veces deja un juguete para sentarse a pensar, qué está pasando en el país y cómo lo puede solucionar. Y creo que ésta son las oportunidades que se deberían abrir al niño a nivel mundial, la participación de los jóvenes. De hacerlo tomar en cuenta que ellos pueden dar soluciones, cómo, no sé, porque todo se debe al medio - Uno busca las soluciones según lo que está viviendo. Pero es el hecho de querer y tener amor a los demás, tener deseo de seguir luchando por los demás y olvidarse de sus propios intereses y pensar qué le va pasar al siguiente niño que esta detrás de uno.

P. ¿Cuál sería tu mensaje a los niños que viven en países en conflictos?

R. El mensaje sería que se apropien de los medios de participación. Que den soluciones al conflicto, que no participen en el conflicto. Que aprendan a tolerar, a amar al prójimo y que se capaciten para lleguen a participar en el nivel político y social en el país. Porque esas son las soluciones que tenemos que buscar. Dar solución de raíz de los problemas y no poniendo poco a poco paños de agua tibia, como decimos en mi país, sino solucionar las cosas de raíz.

P. ¿Cuáles son tus expectativas de la Sesión Especial de las Naciones Unidas para la Infancia?

R. Mi primera expectativa de una reunión tan importante es se cumpla lo que se promete, que se realicen los proyectos y programas que se planteen en la agenda de trabajo. Y que no se queden en papeles - y en la hora de la verdad siguen niños sufriendo, siguen niños muriendo por falta de vacunas, o siguen niños asistiendo a la violencia por falta de educación o por falta de beneficios hacia ellos, sería la principal expectativa. Ya el resto queda en las manos, estudiar cuáles son las realidades y las verdaderas necesidades que tienen los niños. Lo primero que me gustaría es que se comprometieran a cumplir todo su trabajo y que entendieran la realidad de la sociedad.

P. ¿Qué podrían hacer los adultos y jóvenes para asegurarse de que los gobiernos actúen inmediatamente y con decisión en lo que prometen?

R. Muchas veces los problemas en los países es que los gobiernos administran mal o no cumplen las promesas - la gente no está suficientemente enterada de lo que está pasando con el gobierno, con la administración de su país; debido a eso, los gobernantes se aprovechan en algunas ocasiones, por no decirlo tan bárbaro, se roban o no cumplen las promesas - porque es la falta de capacidad del pueblo de enfrentarse a los mismos medios políticos que día por día vive el país. Se necesita un cambio. En especial se necesitan personas con suficiente valores para exigir ese cambio.

P. ¿Cómo ha sido tu experiencia en Nueva York?

R. En las escuelas que hemos estado visitando hemos llevado una experiencia de lo que se ha hecho en Colombia con referente al movimiento de niños por la paz. Se lleva un camino de esperanza a lo demás jóvenes, en especial en estos momentos en que los Estados Unidos vivió un acto tan trágico de violencia como lo que ocurrió en las torres gemelas- que muchas personas no lo esperaban y no saben cómo reaccionar en estos momentos. Hemos querido que tomen la experiencia que han vivido muchos niños en Colombia. Que a pesar de que han vivido actos de violencia han aprendido a perdonar. Eso es lo que se ha querido que hagan muchos chicos aquí en Estados Unidos. No solamente miren el problema que acaba de pasar, sino que miren y busquen medios y soluciones. Y que aprendan a perdonar. Eso es lo que hemos hecho, llevar una voz de esperanza y aliento a la superación de los momentos difíciles.

P. ¿Cómo crees que el leer las experiencias verídicas de los niños en Colombia pueda ayudar o influir a jóvenes que han vivido o están viviendo con violencia en sus vidas?

R. Básicamente el trabajo social parte en dos, una las ganas que tu tengas de trabajar y otra el estudio que tu hagas con referente a lo que esta pasando. Y yo creo que si comenzamos a los niños a inculcarles las ganas y le damos los medios para que estudien, y se capaciten, podrán ser unos buenos lideres en el futuro. Por que no solo se necesitan ganas, se necesitan reales estudios para comenzar a mejorar. Y a valorar lo que esta pasando día por día, por que muchas veces se saben cosas de un país por medio de noticias, los libros o diferente medios de comunicaciones, mas no se saben la realidad de un país por estudios realizados. Y yo creo se enteran y se valoran mas las circunstancias de un lugar cuando uno o las vive o las estudia. Y yo creo que la lectura es una forma de vivirlas y de estudiarlas.

Dialogo con Juan Elias